jueves, 18 de marzo de 2010

Videojuegos y piratería


Desde los inicios de mi vida ludópata, la piratería y los videojuegos han tenido una relación muy cercana, casi siamesa. Desde el efímero, pero revolucionario NES (Nintento, Max Play) como se le conoció por estos lares, en donde los cartuchos costaban en dólares, y cuyas versiones taiwanesas se convirtieron en la alternativa para los alicaídos bolsillos, hasta los discos de Play 1 y 2, cuyas copias uno las podía y aun puede conseguir a un valor mucho menor que la de una cerveza. Es cierto que la piratería es uno de los grandes males en la producción de películas, libros, videojuegos y demás productos, pero también es cierto que existen puntos muertos respecto a ellos. Uno de los casos es el relacionado con los blogs musicales y los constantes ataques por parte de hackers que llevan como bandera los derechos de autor, aunque esto último están más relacionados a los beneficios de las productoras musicales. Es así como muchos blogs que compilan música descatalogada y en algunos casos, nunca salida en un disco, vienen sufriendo los ataques de estos seudo defensores musicales.
Sin embargo también es cierto que en los videojuegos hay muy poca diferencia entre un juego original y uno pirateado, al menos aquella diferencia era minúscula, en el caso de las consolas de Nintendo, Microsoft y las de Sonic, excluyendo claro está, su última consola. Pero sucedía todo lo contrario respecto a los videojuegos hechos para ordenadores, ya que la diferencia era mucho más marcada, puesto que primero se debía crear un crack, que tiene tantos años como videojuegos producidos para las pc, siendo esta la única manera en cómo se podía jugarlos. Sin embargo con la difusión del internet, estos videojuegos comenzaron a tener opciones de Multiplayer, siendo esta opción la que marcaba la gran diferencia entre tener un videojuego original o un videojuego pirata.
Es a través del internet y los videojuegos hechos para jugarlos a través del internet, en donde se ha visto otro aspecto que dista mucho de las violaciones de los derechos de autor. Un ejemplo de ello, viene siendo los videojuegos masivos gratuitos, es decir: sin ninguna cuota mensual, pero a la vez habían pagos opcionales para obtener algún beneficio dentro del juego; ya sea como ropa especial para tu avatar, armas, niveles, etc. Sin embargo muchos de estos videojuegos masivos, que en su gran mayoría son Norteamericanos o Coreanos, han venido bloqueando las ip de todos los usuarios latinoamericanos, alegando de que estos usuarios nunca hacen pagos opcionales, como si lo hacen los usuarios de Norte América, Europa y Asia.
Esto último bien podría ser tomado como un acto segregatorio, sobre todo si tomamos en cuenta que la gran mayoría de las productoras, aceptan que sus productos no son pensados para el mercado latinoamericano. Es quizás por eso que sus precios suelen ser tan exorbitantes para la gran mayoría de usuarios latinoamericanos, ya que pagar de 60 a 70 euros por un videojuego, no está dentro de las posibilidades de la gran mayoría de usuarios de esta parte del mundo, sobre todo si tomamos en cuenta el cambio monetario, que en la gran mayoría de países latinoamericanos, es abismal.
Por lo que el mercado latinoamericano solo aparece en los discurso de las productoras, para echarnos la culpa de un gran porcentaje de la piratería y que es por ella, que se está condenado a la industria latinoamericana. Esto puede ser cierto, ya que utilizar piratería de algo que nos gusta, bien podría tratarse de un suicidio lento y absurdo.
Sin embargo también es cierto que por parte de las productoras no se ha visto un acercamiento por tratar de buscar soluciones con respecto a la piratería, ya que todos sus esfuerzos para acallar ese mal, están derivados a crear sistemas antipiraterías. Es precisamente en ese punto, en donde uno se pregunta si aquella es la manera en cómo solucionar ese problema. Ya que en honor a la verdad, aun no existe un videojuego que tarde o temprano no haya sido crackeado.
Hace menos de un mes, salió al mercado la versión de Assassin Creed 2 para pc, con un novedoso sistema antipiratería, el cual nos pide estar conectados constantemente a internet para poder jugarlo. Esto indudablemente ha causado muchos problemas en los usuarios, ya que los servidores de Ubisoft andan caídos constantemente, por lo que los usuarios no pueden jugar o ven perdido sus avances dentro de un juego, que no es online, sino offline. Es aquí en donde me pregunto si Ubisoft con este novedoso sistema, no pudo haber sacado una producción pensada en los mercados de Latinoamérica, es decir: a un precio asequible para la gran mayoría de usuarios latinoamericanos, ya que a través de ese sistema en línea, podrían detectar nuestros ip para certificar nuestra procedencia.
Aun no existe crack para el Assasin, aunque lo más probable es que llegue en algún momento, ya sea a través de Razor, quien se encuentra amenazado por Ubisoft y el FBI o por alguno de estos hackers ucranianos que andan atacando constantemente los servidores de Ubisoft. Y una vez más llegaran los videojuegos a precios exorbitantes, y otra vez llegaran los hackers que ven en las novedades antipiraterías, el desafío para llevar sus nombres a la inmortalidad.

0 comentarios: