martes, 24 de agosto de 2010

Moon Rising


Una de las características, más peculiares de las teorías de conspiración, son las medias verdades y su afán de ser mentidos por los poderosos; ya sea por el gobierno, las corporaciones o el vaticano. Hay muchos tipos de teorías conspiratorias: están las típicas conspiraciones de ocultamiento ovni, las religiosas, las económicas e incluso, las de terrorismo. Todas aquellas teorías, pululan amamantándose, en la premisa de que todos los discursos oficiales siempre llevan una verdad subterránea no dicha.
Sin embargo, las características de estas teorías, es una que muy pocos seguidores de ellas, le gusta mencionar. Se tratan de las medias verdades, que en realidad no se trata de otra cosa que mezclar elementos del dominio público y agregar la información, supuestamente oculta, que bien puede ser inventada. Los cosas sobran a mención, ya sea cualquiera de las típicas teorías, como la de si el hombre llegó a la luna, la de los extraterrestre en cautiverio en el Área 51, el ovni que cayó en Aurora en la década del 20 (creo), o los mensajes secretos que Da Vinci dejó en su obra…
Personalmente no suelo creer en esas teorías, aunque si las he revisado, como quien revisa la columna de chismes de la farándula internacional. Es más, ni si quiera me gustaron Los Expedientes X, y los libros de Dan Brown, no existen y probablemente nunca existan en mi biblioteca. Y es que con tanta pululación de teorías de la paleoastrología y de los antiguos astronautas, uno comienza a sentir cierta repulsión por este tipo de cosas, que siempre intentan mezclarse, inmiscuirse, mismo invitado no deseado, con la ciencia y teorías que por el momento no son confirmadas, pero que gozan de un alto respeto en la comunidad científica, como es el caso de la Panspermia, en la cual personalmente creo.

Pero volviendo al motivo inicial de este post, hace poco revisando un blog, logré encontrarme con un documental típico de teorías conspiratorias, que llevaba como título: “Moon Rising” de José Escamilla. Al inicio pensé que se trataba del típico documental friki y paranoico hecho por algún desquiciado sin vida, que no encuentra otra cosas mejor que hacer, que entrevistar a varios de sus amigos igual de locos, para hablar de cosas sin sentido, o que bien podrían haber sido pensadas en una noche de copas y acompañantes sicodélicas. Cosa, que hasta cierto punto lo es. Pero también es cierto, que pese a que desde un inicio me pareció que era una tontería más, logré encontrar una que otra cosa interesante, como las marcas de las fotografías del primer viaje del hombre a la luna, y otras cosas menos interesantes, que a título personal, me parece puro manejo de programas de edición, o totalmente desquiciadas como ruinas en la luna… pero que personalmente, creo que logran llamar la atención.


Parte 1


Parte 2


Parte3


Parte 4


Parte 5


Parte 6


Parte 7


Parte 8


Parte 9

2 comentarios:

Anónimo dijo...

demasiada paranoia

Karakol Maldito dijo...

en eso radica esa gracia!!!